Ella era tan fría que sus palabras eran témpanos de hielo.

somospandaspordentroyporfuera:

-Una chica invisible. 

No te equivoques conmigo, yo también sé irme y no regresar.