Y sucediste un día, sin planearlo, sin buscarte.
― COOS (via fruta-y-menta)